Viernes, 18 de Octubre de 2019

Lucas Delfino, una vez más en la delgada línea entre la mentira y la manipulación

El concejal y candidato a Intendente de Juntos por el Cambio en Hurlingham, Lucas Delfino, estuvo el sábado en el barrio Rolón, prometiendo obras que ya está realizando el municipio y promocionó su visita con fotos en las que incluyó a vecinos que no eran del barrio, eludiendo deliberadamente mostrar las obras ya iniciadas y errándole al nombre del lugar.

18-07-2019


El sábado pasado, los vecinos del barrio Rolón de Hurlingham se sorprendieron por la visita del concejal y candidato a Intendente de Juntos por el Cambio, Lucas Delfino, quien además, es funcionario nacional en la cartera que conduce Rogelio Frigerio y que lo tiene a Delfino al frente del área de Asuntos Municipales.

Sin embargo, la primera sorpresa de los vecinos fue ver que las publicaciones realizadas por el candidato en las redes sociales los mencionaba como "Barrio Fargo", algo que probablemente crea que es así, por la cercanía de la planta que esa empresa tiene en el lugar pero que de ningún modo define la identidad del barrio Rolón, lindero a Parque Quirno.

"Primero, nos nombran como barrio Fargo y somos barrio Rolón", repiten los vecinos indignados por el desconocimiento de quien aspira conducir el distrito. Pero más se indignaron aun cuando notaron que la visita de Delfino no fue más que una obra de teatro montada al aire libre, con promesas que rayan lo ridículo, ya que se acercó a proponer la construcción de una plaza que ya está haciendo la gestión municipal de Juan Zabaleta desde hace unos meses, y deliberadamente, en las fotos y el video que registró en el lugar, evitó mostrar el obrador y los trabajos que se vienen realizando.

El terreno en cuestión es el pulmón del barrio Rolón, una urbanización que comenzó su regularización en 2014, después de una larga lucha para lograr la expropiación de esas tierras y que mediante una ley provincial sancionada en la gestión anterior, se pudo dar tranquilidad a los vecinos que están abonando sus terrenos y que esperan en breve, poder tener los títulos de propiedad correspondientes. Tras ese paso, el municipio ya con la gestión de Juan Zabaleta, los dotó de servicios básicos como cloacas, gestionó la obra de agua corriente que se lleva adelante en este momento, colocó luminarias en lo que será la plaza principal, y está trabajando fuertemente en la construcción de veredas como paso previo a lo que será la etapa de asfalto que podrá llegar recién después de las obras de nivelación y construcción de la plaza.

En ese sentido, la plaza ya cuenta con un diseño aprobado por los propios vecinos en base a las necesidades del barrio, que en nada se condice con lo que llevó Delfino el sábado, con atril y láminas para exponer como proyecto propio, ante gente que luego se supo, ni siquiera eran los vecinos de Rolón. Una nueva puesta en escena. Un nuevo capítulo del marketing amarillo y amarillista.




Regresar