Lunes, 19 de Noviembre de 2018

Cariglino y Triaca fueron repudiados en un timbreo en Sourdeaux

El ex intendente de Malvinas Argentinas participó el sábado de un timbreo en esa localidad. Acompañado por el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, fue rechazado por los vecinos del lugar. Destrozaron carteles donde se leía el apellido "Nardini".

16-08-2018



Si algo caracterizó siempre a Jesús Cariglino, el ex intendente de Malvinas Argentinas, es su tendencia a las prácticas poco democráticas, su séquito de casi "patovicas" y sus cambios de camiseta partidaria.

Relegado de la intendencia tras perder el municipio en manos de Leonardo Nardini, uno de los jefes comunales más jóvenes y más activos de la provincia, el ex Barón del conurbano no se resigna a ser "ex" y busca, ahora de la mano de Cambiemos, regresar al sillón principal del distrito.

Por eso, protagonizó un timbreo el sábado pasado, aunque no fue lo único que hizo. Acompañado por el actual ministro de Trabajo, Jorge Triaca y un séquito de violentos que los secundaban, al ex jefe comunal de Malvinas intentó hacer una recorrida por la localidad de Ingeniero Adolfo Sourdeaux, pero no fue bien recibida su presencia.

La zona elegida para realizar el timbreo fue la misma donde hace unas semanas Leo Nardini inauguró una obra. Allí, muchos vecinos colocaron carteles como muestra de agradecimiento al intendente por este avance en el barrio, y este gesto disgustó al ex mandamás.

"Primero vinieron dos matones y me obligaron a sacar el cartel antes de que Cariglino pase por el frente de mi casa", aseguró una vecina. También ordenaron bajar un pasacalle que decía "Gracias Nardini por el asfalto". Sí, de nuevo las amenazas, a lo Cariglino.

Además de este testimonio de la vecina, varios habitantes de la zona mostraron su descontento contra el ex jefe comunal al que entre muchas otras cosas le reclaman que jamás atendió las necesidades de los barrios periféricos ni de las localidades que no fueran el centro de Malvinas Argentinas. La mejor muestra de ello es el fastuoso edificio municipal conyttruido durante su gestión, con detalles arquitectónicos decorativos que sumaron millones de pesos como por ejemplo la fuente y las columnas del ingreso emulando un verdadero palacio, mientras los barrios bregaban por una capa de asfalto que nunca llegaba.

En ese marco, muchos vecinos coincidieron que durante las dos décadas que estuvo ejerciendo la intendencia, Cariglino no había caminado el barrio y ahora lo hizo luego de que otro intendente (Nardini) inaugurara obras que brillaban por su ausencia en la gestión anterior. "Es un caradura, ahora viene a dar la cara cuando otro hizo el asfalto", aseveró otro frentista de la calle Malabia.


Regresar